Simon Dunmore es director del sello discográficio Defected.

Juan Suárez / Ibiza a Simon Dunmore

¿Cómo ha ido la temporada?
Las dos fiestas que tenemos han ido bien. Glitterbox en Hï Ibiza sufrió un cambio de día. Al principio hubo que acostumbrarse, pero a partir de julio fue todo rodado. La fiesta en Eden, Defected in the house, también ha ido sobre ruedas. Estamos contentos con la temporada.

Entonces, ¿ha sido un buen verano?
Se oyen dos versiones en los diferentes clubs y eventos. Hay algunos aspectos de la isla que se deben reconducir. Nunca es bonito oír comentarios de que la isla no va bien. Hoy en día las redes sociales están tan integradas en la vida de la gente que las deberíamos de usar de una manera proactiva y positiva para que la isla sea lo mejor posible.

¿Cómo explica el éxito de Glitterbox y Defected? ¿Es difícil tener dos fiestas a la semana?
Entendemos al público y lo que la gente quiere musicalmente, que es sobre todo vivir experiencias. Empezamos la promoción en noviembre cuando la gente está planeando y reservando sus vacaciones. Este es un factor clave para enganchar al público. Es algo complicado, sobre todo en la gente joven, así que si puedes darles la información de cómo será la fiesta, el line-up (programa de artistas) y demás, mejor. Así se programan a qué fiestas quieren ir como muy tarde en abril. Si tú decides tu line-up en abril, quizá los turistas ya hayan decidido ir a Grecia, Amsterdam, Croacia u otro destino.

¿Cree que el público está cambiando en la isla?
Probablemente en las generaciones más jóvenes. La isla tiene una reputación de que todo es caro. La comida, la bebida, las entradas… eso frena a los más jóvenes. Hay clubbers que ya no vienen a pasar todas sus vacaciones sino que vienen para solo dos o tres días.

“En el Reino Unido nadie sabe bien que significa el ‘brexit’, ni siquiera el gobiento, ni los miembros del Parlamento. Tampoco
lo que va a pasar”

¿Cómo explica que en la isla de la música electrónica tenga éxito una fiesta como Glitterbox, con música de los 80 y un público tan diferente?
Quizás exista una obsesión por que todo tenga que ser música techno. Está claro que hay una mayoría que viene en busca de ese tipo de música, pero hay una parte del público que pide otra cosa. Hemos acertado en ser la alternativa. No digo que Glitterbox sea para todo el mundo, es una fiesta que se centra más en la pista y no tanto en el súper dj estrella. Lo principal es que la gente lo pase bien.

¿Cómo se siente más a gusto, como dj, productor, promotor de fiestas, agente discográfico o cazatalentos?
A mi edad, por supuesto, siento que ser dj no es mi futuro. Mi camino está en buscar nuevos talentos, productores, dj y artistas. A través de nuestro sello discográfica, Defected, lanzamos música que nos ayuda a mostrar el tipo de fiesta que hacemos. Periódicamente ofrecemos nuevos recopilatorios, tanto de Defected como de Glitterbox, y publicamos singles en línea con la fiesta, lo que facilita entender el concepto en el mercado.

Defected ha evolucionado con los nuevos tiempos, ¿cómo lo consigue?
La marca evoluciona y trabaja muy bien para que la gente entienda la fiesta y la música que se va a escuchar en ella. La fiesta ha tenido muchas casas en Eivissa. Hemos estado en diferentes clubs como Pacha, Amnesia …. y ahora Eden. Allá donde vamos hemos intentado integrarnos con la comunidad. Glitterbox, en Hï Ibiza , quizá está destinada a un público más mayor, y el de Defected, en Eden, es más joven. Lo que pretendemos es que la gente se quede en Sant Antoni y no tenga que coger el coche para ir a una fiesta o a un club.

¿Fue una sorpresa ganar un premio en los Dj Awards?
Sí. Mi manager me dijo que no podía faltar al evento, pero no sabía que iba a ganar. Siempre hace ilusión que se reconozca tu trabajo. Era el cumpleaños de mi madre, así que quería estar con ella en Gran Bretaña, pero me avisaron de que tenía que asistir, así que sabía que algo iba a pasar.

¿Los chicos y chicas vuelven a bailar juntos en la pista?
Tenemos un buen balance de chicos y chicas en la pista de baile. La música de nuestras fiestas invita a ello y es bonito para la isla.

¿Considera que el ‘brexit’ perjudicará a Ibiza en los próximos dos años?
Es una pregunta extremadamente difícil de contestar, ya que en el Reino Unido nadie sabe bien qué significa el brexit, ni siquiera el gobierno ni los miembros del parlamento. Me encantaría contestar cómo será dentro de unos años, pero lo desconozco.

¿Cree que los cambios turísticos que ocurren en la isla con el turismo de lujo, los grandes magnates y yates son buenos o es mejor tener un turismo más diverso con un poco de todo?
Tiene que haber un balance. Amo Ibiza, vengo cada verano desde 1986, es un lugar increíble y de mucha inspiración. El mundo entero conoce este lugar y quiere venir, así que tenemos que mandar mensajes y razones positivas para que vengan. Si eres joven tienes muchas probabilidades para desear volver a la isla, ya que es un sitio excepcional. Hay que darle a la gente una oportunidad y una razón para venir y repetir. Es erróneo querer atraer exclusivamente a gente de dinero y prescindir de la clase media. Los jóvenes del futuro son los que me importan y por los que me preocupo.

¿Hacia dónde va la música electrónica teniendo en cuenta la competencia de la música latina?
Solo puedo hablar desde mi punto de vista y de mi discográfica. Estamos vendiendo más música de lo que hemos vendido jamás. La música electrónica es enormemente popular, los jóvenes comparten sus experiencias a través de las redes sociales. Hay más democracia, veo que las fiestas latinas van adquiriendo popularidad en la isla y eso me alegra porque aporta democracia, que es algo positivo.

Miami, Las Vegas, Mykonos, Croacia…¿son competencia para Ibiza?
Son lugares que atraen al público más joven, puesto que es un destino más económico. Sin embargo, Ibiza es la isla de la fiesta irreemplazable. Solamente hay que ofrecerle al turista una razón para venir o volver.