Juan Suárez / Eivissa

La novedad de la irregular temporada del 2019 tiene acento latino y viene marcada por los experimentos, con gaseosa en algún caso, que han hecho la mayoría de la megadiscotecas de la isla con la música latina y sus héroes del momento, en un intento de buscar alternativas a la lenta decadencia que anuncian los grandes movimientos de la música electrónica actual: el EDM, el trance y el underground.

Amnesia prendió la mecha el año pasado con la fiesta ‘Vibra’ del dj italiano Gianluca Vacchi. Pacha arrancó la temporada con una fiesta semanal que tuvo a J. Balvin como única y principal estrella en junio y julio, le siguieron Ushuaïa Ibiza Beach Hotel, con una noche dedicada a los ritmos latinos del momento bajo las siglas de ‘Mucho’ y Hï Ibiza con Richbitch. Les acompañó Privilege ibiza con la fiesta ‘Total’, que presentó un artista cada mes bajo la tutela de ID Productions, que puso en escena al latino más importante del momento, Maluma, cantante que debe parte de su fama al single que grabó con Madonna ‘Medellín’.

Los otro grandes clubs, Amnesia y Heart Ibiza, se han mantenido al margen de esta moda que se cimenta poco a poco en lugares de baile menores o fiestas latinas de menor relumbrón y promoción.

La estética y la forma de bailar la música latina traen un aire fresco a la pista de baile.
La estética y la forma de bailar la música latina traen un aire fresco a la pista de baile.

Lo ‘latino’, como le llaman los clubbers, es el movimiento del baile con enganche, un look más callejero y acento caribeño que llena la pista, crea un ambiente desenfadado, divertido, sexy y bailongo a más no poder, pero consume poco en las barras y no llena los espacios Vips, por lo que tendrá poco recorrido en la mundanal escena de la electrónica y los clubbers de lujo donde solo unos pocos bailan y otros pocos beben, pero equilibran la caja al final de la noche.

La música electrónica parece estancada en los grandes nombres y los dioses del paraninfo del techno, el underground y lo que va quedando del Electronic Dance Music (EDM). Calvin Harris, el número uno del mundo en ventas y en caché, se mudó este verano a Ibiza con una doble residencia en Pacha y Ushuaïa en los meses de agosto y septiembre. David Guetta hace doblete en Platja den Bossa con residencias en Hï y Ushuaïa y el gran Carl Cox sigue resistiendo en Privilege con su megafiesta ‘Resistance’, por segundo año consecutivo.

Música latina 2 1024x683 - La nueva música latina levanta el polvo en las pistas de baile

Cox es el único que llena y mantiene su baño de multitudes con la admiración añadida de sus colegas dj. Black Coffee en Hï y Solomun en Pacha llenan sus noches y Marco Carola se adapta a su nueva cabina y nuevo público en Pacha. Martin Garrix y Armin van Buuren siguen siendo valores estables.

DC10 respira este año tranquilo con una oferta asentada de calidad musical underground que aporta algunas novedades con Jamie Jones y Martínez Brothers como primeras espadas y algunas sorpresas interesantes en sus largas listas de line up, que incluyen a veteranos como Erick Morillo o Marco Carola y mucha sabia nueva. La discoteca de los aviones rasantes se sitúa como una de las mejores del mundo en su género y ya recibe honores y premios internacionales.

El capítulo de las fiestas no depara grandes sorpresas, solo Storytellers, la continuación de Woomon en Cova Santa, alcanza la categoría de novedad asentada. Glitterbox y Elrow son las más multitudinarias, locas, extravagantes y divertidas para todos los públicos y edades. Las clásicas Flower Power en Pacha, La Troya en Heart, Espuma y People en Amnesia se adaptan a los nuevos tiempos. Ants en Ushuaïa gana enteros con la superproducción de ‘Metropolis’ y se consolida como alternativa ibicenca.

Swedish House Mafia colgó el cartel de aforo completo en su superconcierto exclusivo de Ushuaïa en su retorno a la escena ibicenca y mundial y Sven Väth festejó el 20 Aniversario de Cocoon con reuniones de grandes nombres de sus correligionarios del techno más puro y duro. La radiografía de la música de baile tiene otra dimensión y las zonas de concentración de clubbers también están cambiando y mudando la piel. El puerto de Ibiza no encuentra su hueco entre los clubbers, el Paseo Marítimo concentra la oferta más variada con el asentamiento de Heart como club, Lío, Pachá y STK.

Swedish House Mafia en Ibiza (1)
Swedish House Mafia en Ibiza.

Platja d’en Bossa es el gran dominante de la concentración clubbing del momento y se sigue nutriendo de sus hoteles, Sant Antoni y el resto de la isla. Ushuaïa, Hï y Hard Rock Hotel Ibiza congregan a más de 15.000 bailongos en una noche estelar y se reparten las edades y los bolsillos del público ávido de sensaciones interesantes, grandes nombres, artistas consagrados e impresionantes producciones. Un valor seguro en la nueva escena musical ibicenca.

Sant Antoni sigue dormido en sus sueños de antaño con las ‘Fiesta del Agua’ y ‘Glow’ de Es Paradís y el house clásico de ‘Defected in the house’, en Edén. La otrora capital del house mantiene cerradas discotecas como Extasis y otros espacios. Solo Café Mambo marca el ritmo en ses Variades con los mejores dj del momento pinchando gratis durante la puesta de sol y hasta medianoche, en compañía de la fama lejana de Café del Mar y de Savannah. Es el último bastión musical y de ambiente y ocio de calidad de la villa de Portmany. Habrá que cuidarlo antes de que se esfume a la caía del sol.